Pollo con curry

La receta que comparto en el artículo de hoy es de un sabrosísimo Pollo con curry y jugo de lima. Este plato, además de ser bajo en calorías y muy saludable, es fácil de preparar y está repleto del sabor a la pasta de curry casera.

Esta es una de esas recetas perfectas, con las que me gusta experimentar, así que comencé por experimentar una nueva receta de curry y por suerte, me quedó muy sabrosa. Como no estaba constreñido en qué ingredientes debía o no debía usar o cómo debía de cocinarlo porque estaba solo en casa, pude concentrarme en el sabor y ajustar la receta, añadiendo cosas o quitándolas y es eso precisamente lo que me encanta de cocinar sin compañía.

El objetivo del curry era dar sabor al pollo y que tuviera algunos vegetales y este pollo con curry y jugo de lima encaja perfectamente con mis intenciones. Hice mi propia pasta de curry, que te puede sonar pretencioso, pero en realidad significa machacar un montón de cosas en un mortero y la verdad es que sirve de alivio para el estrés.

Pollo con curry

Otras recetas con pollo fáciles de hacer >> Pollo agridulce con vegetales

Recientemente descubrí que el jengibre congelado es perfecto para cosas como ésta. Hace unas semanas compré un trozo de raíz de jengibre, lo rallé y lo congelé, así lo tengo listo cuando lo necesito y jamás te darías cuenta de que no era fresco.

Pollo con curry y jugo de lima

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • ½ cucharadita de  comino
  • Ralladura de la piel de una lima
  • 300 ml de pasta de tomate
  • 200 ml de agua
  • Sal

Para el adobo

  • Jugo de una lima
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de chile picante en polvo

Para la pasta de curry

  • 2 dientes de ajo
  • 2 cm de jengibre
  • 1 chile verde (añadir más o menos dependiendo de lo picante que te guste)
  • 1 cucharada de cilantro en polvo o molido
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharada de pasta de tomate

Pollo con curry

Preparación

Marinar el pollo

  1. Ralla la piel de la lima y resérvala para la salsa.
  2. Corta la lima a la mitad y exprímela para extraer el jugo.
  3. Corta las pechugas de pollo en trozos pequeños y colócalas en un bol.
  4. Añade el jugo de la lima, el chile y el pimentón.
  5. Cubre con film transparente y deja marinar mientras se prepara el resto del curry.

Hacer la pasta de curry

  1. Coloca todos los ingredientes para la pasta de curry en un mortero y machaca hasta que no haya grumos grandes.

Cocinar la salsa

  1. Corta las cebollas y el pimiento rojo en trozos pequeños.
  2. Calienta el aceite de oliva en un cazo.
  3. Una vez caliente, baja el fuego a medio-bajo y agrega las cebollas.
  4. Sofríelas hasta que estén blandas y empiecen a dorarse. Revuélvelas regularmente para que no se quemen.
  5. Añada el comino, el pimiento rojo, la ralladura de la piel de la lima, la pasta de curry, la pasta de tomate y el agua.
  6. Cocina a fuego lento durante 20 minutos hasta que la salsa espese. Revuelve ocasionalmente.
  7. Sazona con sal al gusto.

Cocinar el pollo

  1. Aproximadamente 5 minutos antes de que esté lista la salsa, fríe el pollo en una sartén durante 5 minutos, volteándolo a la mitad del tiempo para asegurar que se cocina uniformemente.
  2. Una vez que el pollo y la salsa estén listos, vierte el pollo en la salsa.
  3. Revuelve para que se mezclen bien.
  4. Sirve acompañado con arroz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí