romanesco

La col romanesco llama mucho la atención por la belleza de su color y su forma, parece un árbol de Navidad en miniatura y tiene un ligero sabor a coliflor.

La col Romanesco es una verdura con muchos beneficios para la salud al formar parte de la familia Brassica, como el brócoli, el repollo y la coliflor. Tiene un alto contenido en fibra, vitaminas A, varias del complejo B y C y minerales como el calcio, el magnesio y el fósforo.

La apariencia funky y divertida de la Romanesco ha sido una ventaja para incentivar el consumo de vegetales, sobre todo en los niños.

Un dato interesante, sobre todo para los nerds: El intrincado patrón matemático lo convierte en un fractal que cumple geométricamente con la espiral de la secuencia de Fibonacci.

romanesco

Otros artículos que te pueden interesar: <<El limón y la lima>> <<Cómo hacer suero de leche>>

Romanesco: Elija la mejor del mercado

Consejos para elegir una romanesco perfecta:

  • Escoge cabezas de color brillante.
  • El tallo no debe mostrar signos de marchitamiento; debe ser firme y no flojo.
  • Busque cabezas que aún tengan hojas vivas, ya que es una buena señal de frescura. Si las hojas han sido removidas, hay una mayor probabilidad de que el vegetal sea más viejo.
  • Al palpar las cabezas deben sentirse densas y pesadas para su tamaño.

Cómo guardarlas

Guarda la romanescu verdura sin lavar en una bolsa plástica con cierre en el refrigerador; puedes cortarla en ramilletes, pero enjuágala justo antes de usarla. Empezará a perder calidad después de una semana, pero se recomienda cocinarla dentro de las 24 horas siguientes a su compra (¡de todos modos estarás tan emocionado de cocinarla que no querrás esperar!).

romanesco

Ideas para cocinar la Romanesco

Al igual que el brócoli, la romanesco puede prepararse de muchas maneras. Aquí te dejo algunas sugerencias para prepararla:

  • Cocer los ramilletes en agua con sal durante 8 minutos e inmediatamente colocarlos en un tazón con agua y unos cubos hielo para fijar ese color vibrante. Se pondrán opacos si te saltas este paso. Añade la romanesco cocida a una ensalada, a una menestra de verduras o a una sopa.
  • Va muy bien con la pasta. Simplemente añádesela a la pasta junto con un queso duro y aceite de oliva o a una salsa para un plato más elaborado.
  • Pruébala asada al horno o salteada en aceite de oliva con cebollas y ajo.
  • Sírvela en un sándwich de salchichas o en un bocadillo de jamón.
  • Simplemente baña los ramilletes cocidos con un mojo de ajo y limón.

Lo más importante que hay que recordar: No lo cocines demasiado para mantener la inusual forma y color de esta verdura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí