Te helado

Esta receta de Te helado de melocotón fresco es muy fácil de hacer. El sabor se lo da el sirope de melocotón fresco. El refrescante y dulce té helado, es la bebida perfecta para los calurosos días del verano.

El verano está llegando rápidamente a su fin (¡sí! ¡Soy un fanático del otoño!) pero no podía dejar pasar esta temporada sin hacer un buen té helado de melocotón.

¿Qué es lo que me hace sentir tan alegre y dedicarme a la elaboración de té dulce de frutas frescas? Como si viviera en el campo o algo así. Lo sé, es muy exagerado. El té helado de melocotón fresco hecho con sirope de melocotón fresco es un pequeño regalo al paladar comparado con té simple. De verdad que vale la pena demorarse un poco en la cocina.

Me gusta el clásico té dulce de principio a fin. Sin embargo, durante el verano me gusta aprovechar la abundancia de las frutas frescas para incorporarlas, con frambuesas o melocotones es una verdadera maravilla.

Te heladoEl té helado de melocotón fresco es mi segundo favorito. Es delicioso y refrescante, especialmente si eres un amante de los melocotones como yo.

Otras recetas con melocotón fáciles de hacer >> Rollitos de frutas

Puedo sentarme en el jardín con un buen libro, disfrutando de la brisa suave y con un vaso de té helado de melocotón fresco y ser tan feliz como una lombriz. Sólo que eso pasa en muy contadas ocasiones en la vida real.

Para que este té sea perfecto sólo tienes que dejarlo reposar en la nevera durante unas horas para que esos jugosos sabores del melocotón hagan su trabajo y servirlo súper frío. No tiene más complicaciones.

Aquí te dejo la receta, paso a paso, para que prepares el té helado de melocotón fresco.

Te helado de melocotón fresco

Ingredientes

  • 3 melocotones frescos grandes, cortados en rodajas o en cubos pequeños
  • 5 tazas de agua, divididas (también necesitarás más agua para llenar la jarra)
  • 2 tazas de azúcar blanca (puedes poner más si lo deseas más dulce)
  • cáscara de 1 limón (opcional)
  • 5 bolsitas de té

Te heladoCómo preparar el Te Helado

  1. En una cacerola grande, pon los melocotones, 2 tazas de agua, 2 tazas de azúcar y la ralladura de limón si la vas a usar.
  2. Deja hervir a fuego lento hasta que los melocotones estén suaves y las cáscaras de los melocotones hayan perdido su color melocotón oscuro, demoran aproximadamente de 15 a 20 minutos.
  3. Con un majador, machaca los melocotones para liberar más jugo y continúa cocinando a fuego lento durante unos 10 minutos más.
  4. Cuela la mezcla de melocotón a través de un colador de malla y deseche los sólidos. Obtendrás de 3 a 3½ tazas de sirope de melocotón.
  5. Hierve 3 tazas de agua.
  6. Coloca las bolsas de té en el agua acabada de hervir y déjelas reposar durante 10-15 minutos y luego retira las bolsas de té.
  7. Vierte el té a una jarra grande, añade el sirope de melocotón y agrega poco a poco màs agua, probando la mezcla a medida que vas aumentando el agua hasta que encuentres el sabor que prefieras.
  8. Si encuentras que el té no está lo suficientemente dulce, añade otro poco de azúcar. Si está demasiado dulce, aumenta el agua. Debes tener en cuenta que el dulzor aumentará cuando esté en la nevera.
  9. Refrigera hasta que se enfríe.
  10. Revuélvelo y viértelo sobre varios cubitos de hielo cuando vayas a servirlo.
  11. Puedes decorarlo con una hoja de menta y unos pedacitos de melocotón fresco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí