San Valentín

Como muchas otras celebraciones, la del 14 de febrero, San Valentín, fue llevada de Europa para el continente americano por los emigrantes y pasados unos cientos de años, regresa a Europa con nueva vida, rectificada y ampliada.

En el caso de España el día de San Valentín regresa en las manos de José “Pepín” Fernández en sus más que famosas “Galerías Preciado”. El mismo ya había visto lo bien que combinaban negocio con celebraciones de este tipo.

Fue en Cuba y trabajando en los grandes almacenes “El Encanto” de la Habana, que Pepín Fernández se “encantó” con esta forma de vivir y trabajar.

San Valentín

En 1948 reprodujo en Madrid la fórmula de “El Encanto” habanero y llamó a practicar “la elegancia social del regalo”.

Aunque San Valentín ya era celebrado por la Iglesia Católica, en memoria de este Santo del siglo III, que estaba en contra de las órdenes del emperador Claudio II, de no permitir la unión marital de los jóvenes del ejército romano. Fue preso y ajusticiado por unir en santo matrimonio a escondidas y por el culto cristiano a muchas parejas.

Muchos años antes de que este sacerdote fuera ejecutado aquel 14 de Febrero del año 270 d C., ya en los países nórdicos y en los territorios celtas se celebraba por esta fecha el día del amor. Esto se debía a que el invierno empezaba a flaquear y salían de entre las nieves las primeras flores y las aves comenzaban sus cortejos. Así como en China celebraban el Qi Qiao Jie pues era cuando florecían los almendros.

Hace poco te conté sobre los afrodisiacos, así que puedes leerlo y quién sabe si te animas a probar alguno de ellos en el próximo día de los enamorados.

Pero hoy te voy a proponer una cena romántica, por san valentín:

Ostras Rockefeller (versión cubana) acompañadas con un vino blanco portugués que probé hace poco y que me encanto: el “Quinta do Cerrado” 2015. Con la firma de la enóloga Celia Costa este vino blanco es 100% encruzado.

Esta uva es emblemática de la región del Dao y presenta aromas de manzana, tierras minerales y flores de campo. Lo que más llama la atención es su transparencia cristalina, que no te hace sospechar la explosión de sabores y textura de este maravilloso vino blanco.

San Valentín

Receta de las Ostras Rockefeller (versión cubana)

Ingredientes

  • 12 Ostras medianas
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Perejil
  • Cilantro
  • 100g. de chicharrones de cerdo
  • 1 taza de leche
  • 100g. de queso para gratinar
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Abres las ostras, las descarnas y las cortas en trozos.
  2. Escoges 12 mitades de cáscara, que sean las más hondas y bonitas.
  3. Hierves las cáscaras durante unos minutos para dejarlas bien limpias y las reservas aparte.
  4. Ahora pones la mantequilla en una sartén grande a fuego medio y cuando esté derretida añades la harina.
  5. Sin dejar de revolver con una varilla, agregas la leche poco a poco.
  6. Cuando comience a hervir le añades las ostras picadas, el perejil y el cilantro bien picaditos, así como una tercera parte del queso.
  7. Una vez que esta mezcla se encuentre espesa, la retiras del fuego y sin dejar de remover añades los chicharrones cortados en pequeños trocitos.
  8. Ahora pasas a rellenar las cáscaras que habías reservado.
  9. Le espolvoreas el pan rallado por encima y las cubres con el resto del queso.
  10. La introduces en el horno a 180ºC, o sea, hasta que el queso se derrita.
  11. Entonces pones el gratinador del horno al máximo hasta que se doren.
  12. Puedes acompañar las ostras Rockefeller, con una ensalada verde.
  13. Finalmente emplata seis ostras para cada uno y sirve el vino bien fresquito…

Espero que no te hayas olvidado de comprar un regalo para tu media naranja, que lo de haber hecho la cena no cuela, ¿ok?

Buen provecho y ¡Feliz día del Amor!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí