Zumo de espárragos, zanahoria y espinacas
El Zumo de espinacas, espárragos y zanahoria, bebido diariamente durante un par de semanas, coctel de vitaminas A B y C con manganeso (activador en la producción de enzimas y en la síntesis de las grasas), hierro (indispensable para transportar el oxígeno a nuestras células), fósforo (determinante en la construcción y metabolismo de todas las células, incluidos las del cerebro), calcio (imprescindible en el crecimiento y mantenimiento de los huesos) magnesio y potasio – cuyas funciones y efectos en nuestro organismo ya aparecen mencionados en artículos anteriores, ahuyentar el acné y otras molestas afecciones de la piel de los adolescentes.
Lo primero que puso los espárragos en el mapa medicinal fue el aminoácido asparagina, que es efectivo como diurético y capaz de disolver los ácidos úrico y oxálico.

Estudios recientes están revelando algunas propiedades sorprendentes dentro de las fibras suaves de este vegetal favorito de principios de verano. Debido a la naturaleza delicada de los espárragos, la mejor manera de golpear las células con su golpe antioxidante completo es en crudo y en jugo.

En el antiguo Egipto, el espárrago fue cultivado por su sabor y apreciado por sus beneficios medicinales. Hoy en día, el espárrago se cultiva comercialmente en todo el mundo, especialmente en los Estados Unidos y los países mediterráneos.

Los poderes curativos y los beneficios para la salud del jugo de espárragos

  • Antioxidante
  • Diurético
  • Reduce el riesgo de cáncer
  • Alivia los síntomas de la artritis

Nutrición de jugo de espárragos

El espárrago tiene una cantidad sorprendentemente alta de proteínas con una fuente adicional de vitaminas y minerales. Solo 53 calorías (10 oz) contienen 9 g de proteína, 119% de su necesidad diaria de vitamina C, 9% de hierro y 47% de calcio. También es muy rico en vitaminas E y K, selenio, manganeso, cobre, potasio, fósforo, ácido fólico, niacina, riboflavina y tiamina. El espárrago es una buena fuente de magnesio y zinc, y una muy buena fuente de fibra cuando se come.
Zumo de espárragos, zanahoria y espinacas

Fitoquímicos y antioxidantes en el jugo de espárragos

Están surgiendo algunos estudios interesantes de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, que muestran propiedades reductoras de tumores en los espárragos. De hecho, este brote verde tiene una variedad de antioxidantes que protegen la salud, incluidos altos niveles de glutatión, que ayuda a eliminar los radicales libres dañinos, la quercetina flavonoide, un antiinflamatorio contra el cáncer, y la rutina, un protector de los vasos sanguíneos.
Pero lo que primero puso los espárragos en el mapa medicinal fue el aminoácido asparagina, que es eficaz como diurético y capaz de disolver los ácidos úrico y oxálico. Estos dos ácidos contribuyen a los síntomas dolorosos asociados con la artritis, lo que hace que el jugo de espárragos sea un tratamiento efectivo para ayudar a aliviar el dolor artrítico.
Zumo de espárragos, zanahoria y espinacas

Ingredientes

  • Una lata pequeña (125g) de espárragos
  • Medio limón (su zumo)
  • Media cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 zanahorias medianas (200 gramos aproximadamente), sin sus extremos y raspados
  • 100 gramos de espinacas descongeladas (o 200 g de frescas, limpias y escurridas)
  • Un vaso (0,2 litros) de agua fría

Zumo de espárragos, zanahoria y espinacas

Cómo preparar Zumo de espinacas, espárragos y zanahoria

  1. Cortar con unas tijeras los espárragos en trozos de 3 cm y, con la ayuda de una batidora eléctrica, triturar los junto con el líquido del envase, el zumo de limón, la sal y el aceite hasta lograr una crema homogénea.
  2. Licuar la zanahorias y las espinacas, añadir el jugo obtenido y el agua a la crema anterior, mezclar todo bien y beberlo a continuación.
  3. Si no se tiene licuadora, cortar en láminas muy finas las zanahorias y picar muy menudo las espinacas.
  4. Triturarlas, con una batidora eléctrica potente, junto con los espárragos cortados y su líquido, el agua, la sal y el zumo de limón hasta lograr una crema homogénea.
  5. Pasarla a través de un pasapurés, con el disco más fino para que no pasen las fibras y beber el zumo a continuación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí