Zumo de lechuga, apio y espinacas

En este artículo les comparto la receta de un nutritivo Zumo de lechuga, apio y espinacas. Es muy fácil y rápido de hacer.

La lechuga, rica en magnesio (tan beneficioso para el sistema nervioso), hierro (activador de la función hepática) y clorofila, aporta a este zumo sus propiedades sedantes y remineralizantes, que las espinacas acentúan gracias a su contenido en sodio, potasio, calcio y vitamina A (protectora de la vista y de la piel), vitamina B7 (tónica del sistema nervioso, impide que la grasa se deposite en los órganos internos), vitamina B9 (esencial para el buen estado de los órganos genitales y el tubo digestivo), vitamina C (imprescindible en muchas de las reacciones químicas de nuestro organismo, desde la solidificación de fracturas óseas hasta la prevención del escorbuto y otras infecciones) y vitamina E (aumenta la longevidad de las células y evita su oxidación).

El consumo de espinacas está recomendado a aquellas personas que padecen alguna fractura ósea acción propia de la avanzada edad y a las mujeres durante la menstruación o la menopausia. Esto se debe a su contenido de vitamina K, que influye en la coagulación de la sangre y en la salud de los huesos.

Zumo de lechuga, apio y espinacas

Si lo prefiere puede sustituir las espinacas por berros, canónigos u hojas verdes de alfalfa, cuyo cultivo se está recuperando tras el reciente descubrimiento de sus virtudes nutricionales, después de haber pasado por un mal momento al desaparecer los animales de carga a los que servía de sustento.

Zumo de lechuga, apio y espinacas

Ingredientes

  • Una lechuga verde y tierna
  • 100 g de apio blanco o verde
  • 250 g de espinacas frescas (o 100 gramos de espinacas congeladas)
  • Un limón (su zumo)
  • 1/10 de cucharadita de pimienta de cayena molida
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen por ración

Zumo de lechuga, apio y espinacas

Cómo preparar el zumo de lechuga, apio y espinacas

  1. Lavar las hojas de la lechuga en un recipiente con abundante agua fría y un poco de sal gorda o de vinagre para que se desprendan los pequeños insectos albergados en la planta, qué flotarán, escurrirla bien y envolverla en un paño limpio de cocina.
  2. Lavar y cortar el apio. Cortar la base de la planta de apio, soltar las pencas que la componen y lavarlas bien bajo el chorro de agua fría. Una vez escurridas, cortarlas de una en una en trozos regulares con un cuchillo, haciendo el corte por la parte interna de cada tallo de modo que queden sin cortar las hebras exteriores, más dura, que se extraen tirando de ella, y se desechan. Las tiernas hojas en que finaliza el apio, se incluyen enteras en el zumo.
  3. Si se utilizan espinacas frescas, lavarlas en abundante agua fría y escurrirlas antes de retirar las raíces con las bases de sus hojas y las partes feas. Si va a utilizar de las espinacas congeladas, esperar a que estén descongeladas.
  4. Colocar las verduras en el vaso de la batidora y batir hasta que sea un batido homogéneo.
  5. Sazonar el zumo con el jugo del limón y la pimienta de cayena.
  6. Dejar que cada cual aderece su vaso de zumo con el aceite de oliva en el momento en que lo vaya a beber.
Resumen
recipe image
Nombre
Zumo de lechuga, apio y espinacas
Publicada
Tiempo Preparación
Tiempo Total

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí