trucos que quitan la grasa de tu comida

10 trucos que quitan la grasa de tu comida

Con estos 10 trucos que quitan la grasa de tu comida lograrás que tus alimentos sean más saludables. Reducir algo de la grasa de tu comida no significa que tengas que vivir a base de palitos de zanahoria y patatas cocidas.

Reducir la grasa, además de ser más saludable, hará que tus comidas sean más digestivas.

Aquí te dejo 10 trucos que quitan la grasa de tu comida, que son muy fáciles y efectivos.

10 trucos que quitan la grasa de tu comida

Patatas fritas

Si tienes la suerte de tener una freidora de aire, ya has resuelto el problema de reducir la grasa en las patatas fritas.

Otra forma de hacer unas patatas fritas crujientes pero sin grasa, es hornearlas. Puedes usar condimentos como por ejemplo, espolvorear una cantidad igual de sal y chile en polvo sobre las patatas en una bandeja de hornear y luego hornearlas en lugar de freírlas.

trucos que quitan la grasa de tu comida

Caldo

La forma más fácil de colar la grasa del caldo de pollo o de carne es usar un separador de grasas. Pero si no tienes ese útil utensilio de cocina, prueba estas técnicas.

Si no necesitas usar el caldo inmediatamente, déjalo enfriar y luego viértelo en un frasco de vidrio con tapa. Pon el frasco en el refrigerador al revés. La grasa se endurecerá y permanecerá en el tarro cuando viertas el líquido para usar en las recetas.

Para usar el caldo inmediatamente, déjalo enfriar ligeramente y viértelo en una bolsa plástica con cierre. Deja que el caldo se asiente en la bolsa hasta que la grasa suba a la parte superior, luego haz un corte un pequeño en una esquina inferior y escurre el caldo sin la grasa.

Carne molida

Cuando escuché por primera vez acerca de enjuagar la carne molida cocida, pensé: «¡Tienes que estar bromeando!» Pero realmente al enjuagar la carne molida cocida con agua caliente se puede reducir el contenido de grasa en un 50%.

También puedes cocinar la carne molida en un colador colocado en un recipiente, ambos aptos para microondas . Rompe la carne molida con un tenedor y revuélvela frecuentemente mientras se cocina hasta que ya no esté rosada. La grasa se acumulará en el fondo del tazón y la carne desgrasada se quedará en el colador.

Aceite

¿Sabías que puedes sustituir parte del aceite por puré de manzana en muchos productos horneados? Cada ½ taza de aceite puede ser reemplazado con puré de manzana, te ahorrarás 900 calorías y 110 gramos de grasa.

Reemplazar la misma cantidad de mantequilla con compota de manzana reduce las calorías en 850 y la grasa en 91 gramos.

Salsas

Si vas a hacer una salsa de carne tipo gravy o salsa española, antes de hacerla añade unos cubitos de hielo al caldo. Esto hará que el caldo se enfríe en unos minutos, la grasa se solidificará y podrás retirarla fácilmente. Así es más rápido que esperar a que el caldo se enfríe.

También puedes hacer el caldo con anticipación, verter los jugos en un tazón y ponerlo en el refrigerador durante la noche. La grasa se endurecerá en la superficie y se podrá quitar fácilmente con una cuchara.

Verduras

Si vas a saltear verduras, rocía la sartén con spray antiadherente en lugar de usar mantequilla o aceite. A medida que las verduras se cocinan, si es necesario, añade poco a poco, agua hirviendo o caldo de verduras caliente a la sartén hasta que las verduras estén tiernas.

trucos que quitan la grasa de tu comida

Mantequilla de maní

La próxima vez que se te antoje un bocadillo de mantequilla de maní y jalea de frutas, en lugar de utilizar la versión con todas las grasas compra mantequilla de maní reducida en grasas y de estilo natural y mézclala en el procesador de alimentos con una cantidad igual de tofu sedoso bajo en grasas. La mezcla queda muy suave y cremosa, con el suficiente sabor a maní como para satisfacer a los amantes de la mantequilla de maní.

Palomitas de maíz

Es fácil comerse un puñado tras otro de palomitas de maíz con mantequilla cuando estás absorto en una película, y antes de que te des cuenta, te has comido varias cucharadas de mantequilla.

Para reducir el consumo de grasa, lo mejor es hacerlas en una máquina para palomitas, de las que funcionan con aire caliente.

Luego puedes espolvorear las palomitas con sal, con condimentos o con spray de cocina con sabor a mantequilla. La cobertura se adherirá a las palomitas y tendrás un sabroso bocadillo sin grasa.

Albóndigas

Lo más probable es que si estás haciendo albóndigas caseras las ahogues en una sabrosa salsa. Así que, en lugar de freírlas en una sartén, hornea las albóndigas a 200ºC durante 20 minutos. La grasa se escurrirá, dejando una versión reducida en grasa que sabe igual de bien.

Tarta de queso

Lo admito, probablemente podría comerme una tarta de queso entera. Así que uso queso crema reducido en grasa en lugar del queso crema normal y me quito de encima 310 calorías y 37 gramos de grasa.

También puedes usar queso crema sin grasa, pero la consistencia será diferente. Para ayudar a reafirmar la tarta de queso cuando se usa queso crema sin grasa, añade un sobre de gelatina sin sabor por cada 230 gramos de queso crema sin grasa. No cambia el sabor y mejora la consistencia.

¿Se puede sustituir el spray por una cucharada de aceite de oliva para saltear las verduras?

Sí, también así reduces la cantidad de grasa.

¿Es cierto que se puede retirar la grasa del caldo con papel absorbente?

Sí, puedes colocar un trozo de papel absorbente sobre la grasa que se acumula en la superficie del caldo, retirarlo y repetir las veces necesarias.

Leave a Comment