pechugas de pollo

Italia es una de las cocinas más influyentes y con más presencia en todo el mundo pues su legado y su tradición han servido de ejemplo y han evolucionado de una manera tan sorprendente. Inspirándonos hoy en esta cultura, prepararemos unas pechugas de pollo a la parmesana.

El queso parmesano, es quizás uno de los más utilizados en la cocina italiana. No sólo para elaborar platos principales, sino para acompañar aperitivos, primeros platos y hasta para los postres.

pechugas de pollo

Las pechugas de pollo a la parmesana, es una receta proveniente de Italia, aunque en la actualidad podemos encontrarlas en las cartas de cualquier restaurante, hasta el último rincón del planeta.

Hace unas semanas atrás, les compartíamos la receta de cómo hacer el queso Parmesano. Se las dejamos aquí, para que le den un vistazo.

Cómo preparar las pechugas de pollo a la parmesana

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • Pan rallado
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1 cucharadita de orégano
  • ½ cucharadita de tomillo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • 1 tarro de salsa de tomate italiana
  • Queso mozzarella o similar en lonchas

Preparación

  1. Primero debemos precalentar el horno a 200° y forrar una bandeja de horno con papel aluminio.
  2. En un bol ponemos el pan rallado, el queso parmesano, la albahaca, tomillo, orégano, pimienta y una pizca de pechugas de pollosal y mezclamos bien todos los ingredientes.
  3. Ahora lavamos bien las pechugas, quitándoles toda la grasa y restos de piel que puedan tener.
  4. Las barnizamos con un poco de aceite de oliva y las llevamos al bol donde las cubrimos lo mejor que podamos con el pan molido, el parmesano y las especias.
  5. Una vez bien cubiertas de nuestra mezcla seca, las llevamos a la bandeja donde horneamos por cerca de 30 a 40 minutos para evitar usar aceite, lo que no solo las hace más sanas sino ahorramos un poco más.
  6. Una vez horneadas sacamos y dejamos que enfríen un poco.
  7. Tomamos la salsa de tomate estilo italiano y cubrimos la superficie de las pechugas horneadas, haciéndolo de manera generoso y después tomamos las lonchas de queso mozzarella o algún similar que se pueda derretir.
  8. Volvemos a hornear hasta que el queso se derrita.

Una vez listo, dejamos enfrían un poco y podemos servir con una ensalada o incluso con papas preparadas estilo italiano.

¿Te gustó la receta de pechugas de pollo a la parmesana?

Compártela en tus redes sociales para que más personas la conozcan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí