Risotto con espárragos y guisantes

Risotto con espárragos y guisantes

Este Risotto con espárragos y guisantes es una receta primaveral perfecta para la cena. En menos de una hora tendrás un plato espectacular para sorprender a toda la familia.

El risotto con espárragos y guisantes es un plato reconfortante y nutritivo pero delicioso y fresco, que le gustará a toda familia.

El risotto tiene la reputación de ser delicado y difícil, pero en realidad no es difícil cuando se siguen los pasos correctamente.

Risotto con espárragos y guisantes

Risotto con espárragos y guisantes

Este Risotto con espárragos y guisantes es una receta primaveral perfecta para la cena. En menos de una hora tendrás un plato espectacular para sorprender a toda la familia.
Tiempo de preparación 10 min
Tiempo de cocción 40 min
Tiempo total 50 min
Plato Acompañamiento
Cocina Italiana
Raciones 4 personas
Calorías 335 kcal

Equipment

  • Cacerola

Ingredientes
  

  • 480 gramos de espárragos
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • ½ cdta. de sal
  • 1 cda. de vinagre balsámico
  • ½ cebolla
  • 2 tazas de arroz arborio
  • 6 tazas de caldo
  • 1 taza de guisantes
  • 1 cda. de ralladura de cáscara de limón
  • 2 cdas. de jugo de limón
  • ½ taza de queso

Elaboración paso a paso
 

  • Precaliente el horno a 200ºC.
  • Forre una bandeja de hornear con papel vegetal.
  • Pele los espárragos y colóquelos en la bandeja preparada.
  • Rocíelos con aceite de oliva y sal.
  • Hornee durante 10 minutos.
  • Retirar del horno, rociar con el vinagre balsámico y cortar.
  • En una cacerola caliente el restante aceite de oliva.
  • Sofría la cebolla.
  • Añada el arroz y revuelva.
  • Añada 2 tazas del caldo y a medida que se vaya secando, continúe añadiendo caldo.
  • Cuando falten unos 5 minutos para el final de la cocción, añada los guisantes y los espárragos.
  • Retire la cacerola del fuego.
  • Añada la ralladura de cáscara de limón, el zumo de limón y el queso.
  • Servir.
Keyword risotto

En este Risotto con espárragos y guisantes, los espárragos asados en aceite de oliva extra virgen y cubiertos con un glaseado de vinagre balsámico son la estrella del espectáculo aunque lo acompañe un excelente elenco de caldo, guisantes, cebollas, limón, queso parmesano, y por supuesto, arroz.

¿Qué caldo se debe usar para el Risotto con espárragos y guisantes?

Para hacer el Risotto con espárragos y guisantes, el caldo debe ser lo suficientemente sabroso como para sorberse solo; ninguna cantidad de queso añadido puede rescatar el risotto si el caldo no es bueno.

Por eso, prefiero utilizar un caldo de pollo casero porque el sabor siempre será muy bueno. Por supuesto, si eres vegetariano, un caldo vegetal es una gran opción también. Y si tienes prisa, pues utiliza del caldo envasado que venden en el supermercado.

Aunque muchas recetas recomiendan añadir caldo caliente a la olla cuando se hace el risotto, no es imprescindible. En caso de necesidad puedes utilizar el caldo a temperatura ambiente y el resultado también será espectacular.

Cómo preparar las verduras para el Risotto con espárragos y guisantes

Los espárragos gruesos son los mejores para asar, ya que los finos tienden a secarse más rápido en el horno. Para preservar más de los espárragos, en lugar de cortar los extremos duros rompiéndolos, recórtalos a unos 2 cm de la parte inferior y pela los tallos. Después de pelar, los tallos estarán tiernos en vez de duros cuando se asen.

En cuanto a los guisantes, puedes usarlos congelados o frescos. Si vas a utilizar de los congelados, descongélalos rápidamente cubriéndolos con agua hirviendo o muy caliente y después de uno o dos minutos, escúrrelos y reserva. Si vas a utilizar guisantes frescos, simplemente hiérvelos en agua con sal durante 20 minutos, escurre y reserva.

Risotto con espárragos y guisantes

Otras recetas fáciles de hacer: <<Cous cous con pescado>> <<Pan de boniato>>

¿Cómo conseguir un risotto más cremoso?

Aquí comparto algunos consejos que me han dado y con los que siempre el risotto ha sido todo un éxito.

Utiliza una cacerola profunda, en lugar de una ancha, ya que ayudará a limitar la evaporación (y quieres que todo ese líquido permanezca para que el arroz no se seque).
Puedes agregar unas 2 tazas de caldo a la olla inicialmente, pero después agrega ½ taza de cada vez, revolviendo y esperando a que el arroz lo absorba antes de agregar más. De esta manera, el arroz se va volviendo más cremoso con cada adición.

Una vez que el arroz esté al dente (debe estar suave pero con un punto blanco en el medio), agregue los guisantes, los espárragos y el parmesano.

Justo al retirar el risotto del fuego, agregue un cucharón de caldo para crear una consistencia todavía más cremosa.

Risotto con espárragos y guisantes

Ingredientes

  • 480 g de espárragos, con los extremos gruesos cortados y desechados
  • ¼ taza de aceite de oliva virgen extra, para utilizar dividido
  • ½ cucharadita de sal, dividida, y más a gusto
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • ½ cebolla, cortada en cubos pequeños
  • 2 tazas de arroz arborio
  • 5 o 6 tazas de caldo de pollo o de verduras, casero o industrial
  • 1 taza de guisantes, frescos o congelados
  • 1 cucharada de ralladura de cáscara de 1 limón
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • ½ taza de queso parmesano rallado

Risotto con espárragos y guisantes

Cómo hacer Risotto con espárragos y guisantes

  1. Precaliente el horno a 200ºC.
  2. Forre una bandeja de hornear con papel vegetal.
  3. Con un pelador de vegetales, pele la fina capa exterior de cada espárrago, comenzando a unos 3 centímetros por debajo de la punta, llegue hasta el final.
  4. Coloque los espárragos en la bandeja de hornear preparada, en una sola capa, y rocíelos con 2 cucharadas de aceite de oliva y 1/8 de cucharadita de sal.
  5. Hornee durante 10 minutos o hasta que estén tiernos. Lo sabrá cuando los pueda perforar con la punta de un cuchillo de cocina.
  6. Retirar del horno y rociar con el vinagre balsámico.
  7. Cuando estén suficientemente fríos para manejarlos, corte los espárragos en trozos de unos 2 cm aproximadamente y reserve.
  8. En una cacerola caliente, a fuego medio-bajo, las 2 cucharadas restantes de aceite de oliva.
  9. Añada las cebollas y sofría, revolviendo a menudo, durante 4 o 5 minutos, hasta que las cebollas estén blandas y transparentes.
  10. Añada el arroz y cocine, revolviendo, durante 2 minutos, o hasta que los granos estén calientes y cubiertos de aceite de oliva.
  11. Añada 2 tazas del caldo y ajuste el calor para que mantenga un fuego lento y constante.
  12. Cuando el caldo se haya absorbido en su mayor parte, continúe añadiendo el caldo (½ taza de cada vez), revolviendo regularmente hasta que se haya absorbido casi por completo, unos 20-25 minutos. El arroz debe estar ligeramente al dente.
  13. Cuando falten unos 5 minutos para el final de la cocción, añada los guisantes y cocine de 2 a 3 minutos.
  14. Incorpore los espárragos y revuelva sobre el fuego hasta que estén calientes.
  15. Retire la cacerola del fuego.
  16. Añada la ralladura de cáscara de limón, el zumo de limón y el parmesano.
  17. Servir el risotto con espárragos y guisantes inmediatamente.

¿Qué otro tipo de arroz puedo usar para el risotto?

Para hacer un risotto tradicional, se necesita un arroz de grano corto y con mucho almidón, como el Arborio o el Carnaroli italiano. El arroz bomba, asiático o español, también puede funcionar en caso de apuro.

¿Se pueden usar los guisantes de lata?

Sí, los puedes utilizar sin problemas.

Leave a Comment

Recipe Rating