tarta de Ruibarbo

Esta deliciosa tarta de ruibarbo es fácil y rápida de hacer y queda con un colorido espectacular. La combinación del sabor del ruibarbo con la dulce crema con un toque de cáscara de naranja es un regalo al paladar.

Esta tarta de ruibarbo es simple. En la mayoría de las recetas le agregan fresas pero en esta tarta no encontrarás ninguna fresa tratando de robarse el espectáculo. Tampoco quise cubrirla con las tiras de masa quebrada, quería que el protagonista fuera el ruibarbo envuelto en la crema.

Como me gusta que en la tarta de ruibarbo resalte la acidez, sólo utilicé ¾ taza de azúcar, pero puedes hacerla más dulce si lo deseas. Esta receta es muy indulgente, así que siéntete libre de usar desde media taza hasta una taza completa de azúcar.

¿CUÁL ES EL MEJOR LÁCTEO PARA LA CREMA DE LA TARTA DE RUIBARBO?

Como me gusta que el postre sea postre, prefiero utilizar una nata para montar con el 38% de materia grasa y si encuentro alguna con más, pues mejor. No obstante, la crema de la tarta de ruibarbo, con una nata para montar con un 30% MG, queda también perfectamente cremosa.

Lo que no recomiendo para esta receta es usar una nata descremada.

tarta de Ruibarbo

Otras recetas fáciles de hacer: <<Pollo agridulce al horno>> <<Chuletas de pavo>>

LA RALLADURA DE NARANJA EN LA TARTA DE RUIBARBO

Recomiendo usar una naranja bien fresca, no una que esté ligeramente deshidratada y que se ha quedado olvidada en el fondo del cajón de la fruta. Los aceites de la cáscara de la naranja son los que realmente hacen que este pastel brille.

Una vez que hayas usado la cáscara, te sugiero que exprimas el jugo en un vaso con hielo, le agregues un chorrito de vodka y que disfrutes tu Screwdriver mientras esperas que se hornee la tarta.

LA BASE DE LA TARTA DE RUIBARBO

Hay varias opciones para hacer la base de esta tarta. Puedes hacer la masa quebrada para la base, hacer la base con galletas dulces o hacer como yo, comprar la masa quebrada en el supermercado.

 

tarta de Ruibarbo

TARTA DE RUIBARBO

Ingredientes

  • Una lámina de masa quebrada

Para el relleno:

  • 3 tazas de tallos de ruibarbo, cortados en trozos de 1 cm.
  • 3 cucharadas de harina para todo uso
  • 3/4 de taza de azúcar
  • 2 cucharadas de ralladura de cáscara de naranja
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 2 huevos grandes, a temperatura ambiente
  • 1/3 taza de nata para montar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ruibarbo

Cómo hacer la tarta de Ruibarbo

  1. Cortar los tallos del ruibarbo en trozos de 1 cm. aproximadamente.
  2. Cubrirlos con 4 cucharadas de azúcar y dejarlos macerar al menos 15 minutos.
  3. Precalentar el horno a 190ºC.
  4. Coloque la lámina de masa quebrada en el molde de forma que cubra el fondo y los lados.
  5. Enrrolle la masa sobrante para formar un reborde algo grueso y dele unos pellizcos a la masa para que se vea más bonito.
  6. Reserve en el refrigerador.
  7. En un tazón grande, mezcle la harina, el azúcar, la cáscara de naranja, la canela, la nuez moscada y la sal.
  8. Bata los huevos y mezcle con la nata montada y la vainilla.
  9. Añada los ingredientes húmedos a los secos y bata hasta que estén completamente mezclados.
  10. Añada el ruibarbo e incorpórelo revolviendo suavemente con una espátula.
  11. Vierta esta mezcla en la base de masa quebrada preparada.
  12. Alise la parte superior con una espátula.
  13. Cubra con papel de aluminio los bordes de masa quebrada para que no se quemen durante el horneado.
  14. Hornee durante unos 25 minutos, retire el papel de aluminio y continúe horneando durante 20 minutos más, hasta que el relleno esté cocinado y los bordes estén dorados.
  15. Retire del horno y deje enfriar.
  16. Desmoldar, cortar y servir.

¿Cuántos días puedo guardar los restos de la tarta?

Puedes cubrirlo con papel de aluminio y colocarlo en el refrigerador hasta por tres días.

¿Se puede congelar la tarta de ruibarbo?

Sí se puede congelar pero antes de hornearla. Para congelarla envuélvela con 2 o tres capas de papel de aluminio y coloca en el congelador hasta 4 meses. Cuando la vayas a hornear, retira el papel de aluminio y coloca la tarta congelada en el horno. Necesitarás hornearlo 10 minutos más, o sea, 55 minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí