tomates verdes fritos

Hay algunos alimentos que simplemente te hacen decir «mmmm ¡esto sí es comer rico! Los tomates verdes fritos son uno de esos alimentos. Realmente trato de limitar el consumo de comida frita, pero a veces solo necesitas esa solución crujiente y deliciosa que solo el aceite caliente puede proporcionar.

Ha pasado mucho tiempo desde que hice tomates verdes fritos. Llamé a mi abuela (como siempre) para ver si tenía una receta favorita. Ella siempre tiene varias recetas para un plato y su respuesta generalmente comienza con: “¡Por supuesto que sí!”. Luego ella procede a decirme que agregue un poco de esto y un poco de aquello.

Decidí hacer que la mía fuera un poco diferente porque me gusta experimentar y dar mi toque personal. Mi abuela solo usa harina de maíz y un poco de harina para rebozar los tomates, que estoy seguro de que quedan crujientes, pero a mí me gusta agregar un poco de panko para un recubrimiento más grueso y «más bonito». ¡Quiero que digan qué bonitos y sabrosos son estos tomates verdes fritos!

Otras recetas con tomate fáciles de hacer >> Palmeritas de tomate y queso parmesano

Si nunca has comido tomates verdes fritos antes quiero intentar describir el sabor … mmm … a ver … Los tomates se ponen suaves (a falta de una palabra mejor porque no es realmente suave lo que los describe) pero el sabor es muy atrevido en el que tomate verde simplemente brilla.

tomates verdes fritosEs como el sabor de una salsa, sobre todo cuando lo combinas con ese recubrimiento crujiente y frito que está ligeramente sazonado. Como conclusión te diré que el sabor se vuelve ¡simplemente increíble!

Tomates verdes fritos

Los tomates verdes fritos tienen un recubrimiento que está ligeramente sazonado, que hace que el sabor se vuelva ¡simplemente increíble!

Ingredientes

  • 2 tomates verdes medianos
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de azúcar
  • ¼ cucharadita de pimienta negra
  • ¼ cucharadita de albahaca seca
  • ¼ cucharadita de ajo en polvo
  • 1 taza de harina de trigo para todo uso
  • 1 taza de suero de leche
  • 1 huevo
  • 1 taza de pan rallado condimentado (me encanta sustituirlo por panko)
  • 1 ¼ taza de harina de maíz amarilla
  • Aceite para freír

tomates verdes fritosCómo preparar tomates verdes fritos

  1. Cortar los tomates en rodajas de ¼- ½ pulgada.
  2. Coloque los tomates en varias capas de toallas de papel.
  3. Mezcle la sal, el azúcar, la pimienta negra y la albahaca en un tazón pequeño.
  4. Espolvoree los tomates generosamente con la mezcla de especias (puede que no lo necesite todo) y déjelos reposar de 10 a 15 minutos para permitir que se drene el jugo de los tomates.
  5. Mientras tanto,en un bol, coloca la harina de trigo.
  6. En otro bol mezcle el suero de leche y el huevo.
  7. En el último bol, mezcle el pan rallado y la harina de maíz amarilla.
  8. Comience cubriendo las rodajas de tomate con la harina por ambos lados y sacudiendo el exceso de harina.
  9. A continuación sumérjalas en la mezcla de huevo hasta que ambos lados estén cubiertos con la mezcla y la harina ya no se vea.
  10. Rápidamente coloque las rodajas de tomate en la mezcla de pan rallado y presione para cubrir ambos lados de manera uniforme.
  11. Deje que los tomates reposen durante aproximadamente 5 minutos para permitir que se fije el recubrimiento.
  12. Caliente el aceite en una sartén. (Primero haga una prueba con una pizca de pan para asegurarse de que el aceite esté a la temperatura correcta. El pan rallado comenzará a freírse).
  13. Coloque los tomates en la sartén, sin amontonarlos.
  14. Freír por cada lado durante unos 4-5 minutos hasta que estén dorados.
  15. Retire de la sartén y coloque los tomates verdes fritos sobre toallas de papel para absorber el exceso de aceite.
  16. Servir caliente.

Qué servir con tomates verdes fritos

Suelo comer los tomates verdes fritos como aperitivo, servidos con cualquier tipo de salsa de inmersión a base de mayonesa, como la salsa tártara o la salsa de camarones. Algunas personas lo sirven fríos como aperitivos, pero son realmente mejores cuando aún están muy calientes. También pueden servir como guarnición ocasional con pescado o pollo.

Consejos:

  • Use tomates medianos. Son simplemente más fáciles de comer en lugar de comer rebanadas enormes.
  • Cortar rodajas de tomate de aproximadamente 1/4 de pulgada de grosor. Esto les permitirá cocinarse maravillosamente y tendrá la proporción perfecta de corteza.
  • Asegúrese de que el aceite esté caliente antes de freír cada lote. Siempre hago una prueba con el pan rallado. Si no está muy caliente, el aceite se filtrará entre el recubrimiento y el tomate.
  • No apile los tomates fritos cuando salgan del aceite o se enchumbarán en aceite.
  • Cuando sumerja los tomates, use una mano para el ingrediente húmedo y una mano para los ingredientes secos. Esto evitará que se apelmacen.
  • No agrego mucha sal porque utilizo pan rallado condimentado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí