calabacín al horno

Con esta fácil receta de calabacín al horno tendrás una deliciosa guarnición de verdura ideal para acompañar carnes, pescado o mariscos. Están sazonados con parmesano y hierbas para ser horneados a la perfección.

El calabacín al horno es simple y saludable y seguramente a todos en tu casa le gustarán. Como tiene parmesano y aceite de oliva convencerán hasta a los más reacios a las verduras.

Mientras que de vez en cuando quiero sorprender con mis acompañamientos, la mayoría de las veces quiero que sean rápidos de preparar, saludables y que vayan bien con cualquier plato.

El calabacín al horno es justo ese tipo de receta. Como las papas, las zanahorias y las coles de Bruselas asadas al horno, el horno hace casi todo el trabajo y yo puedo dedicarme a preparar el resto de la comida.

calabacín al horno

Otras recetas fáciles de hacer: <<Ensalada de frijoles>> <<Pizza de Pepperoni>> <<Semifrío de nectarinas>>

Cómo hacer calabacín al horno

La belleza de esta receta es su simplicidad. He incluido algunos pasos básicos, además de consejos para que puedas variar las especias.

Empieza cortando los extremos de tu calabacín y rebanándolo a lo largo en cuartos. Este corte hace que esta receta de calabacín al horno sea muy rápida y fácil de preparar porque el calabacín toma menos tiempo para estar perfectamente cocinado.

Otra ventaja que tiene este corte es que los trozos más grandes de calabacín son menos propensos a cocinarse demasiado quedar empapados. Más adelante te digo cómo evitar que los calabacines se empapen.

Sazone el calabacín con aceite de oliva, sal y pimienta. Puedes añadir cualquier otra especia que te guste. A mí me encanta utilizar el condimento italiano. Es una mezcla rápida y lo suficientemente versátil como para que combine con cualquier cosa que sirva.

Añade un poco de parmesano, lo suficiente para cubrir el calabacín uniformemente. Pues como me gusta y a casi todo el mundo también les gusta el parmesano se lo añado al calabacín.

Coloca la rejilla en la que vas a hornear los calabacines sobre una bandeja de horno. Esto permite que el aire circule por todos los lados del calabacín y ayuda a que el agua se evapore para que el calabacín esté bellamente caramelizado, no empapado. El tiempo cocción calabacín es de unos 15 minutos.

Ya lo único que falta es hornear, gratinar y servir.

Para un toque adicional, vierta un poco de jugo de limón recién exprimido por encima de los calabacines y espolvoree con hierbas frescas si lo desea. ¡Delicioso! ¡El calabacín al horno es el tipo de cosas que me gusta preparar durante el verano!

Receta de Calabacín al horno

Ingredientes

  • 4 calabacines pequeños
  • 1/3 de taza de queso parmesano rallado
  • 1 cucharadita de condimento italiano
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra
  • 1 1/2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de hierbas frescas picadas, como perejil, albahaca, eneldo o una mezcla (opcional)

calabacín al horno

Cómo hacer calabacín al horno

  1. Precaliente el horno a 200ºC.
  2. Engrase una rejilla con spray antiadherente o pincele con aceite y colóquela sobre una bandeja de hornear con borde.
  3. En un pequeño tazón, mezcle el parmesano, el condimento italiano, la sal y la pimienta.
  4. Corte los extremos del calabacín, rebane el calabacín a lo largo por la mitad y luego en cuartos.
  5. Coloque los calabacines en un tazón grande.
  6. Rocíe con el aceite y reparta la mezcla de parmesano entre todos los calabacines.
  7. Coloque los calabacines sobre la rejilla preparada, teniendo cuidado de que no se toquen, deben estar un poco separados.
  8. Hornee durante 15 minutos o hasta que los calabacines estén tiernos.
  9. Encender el grill del horno y cocinar hasta que el parmesano esté ligeramente crujiente en la parte superior, unos 2 o 3 minutos.
  10. Retire los calabacines del horno e inmediatamente vierta el jugo de limón por encima.
  11. Espolvoree con las hierbas.
  12. Sirve caliente o a temperatura ambiente.

Nota de la receta

Para hacer que el calabacín al horno sea vegano o paleo, suprima el parmesano.

Consejos para evitar que el calabacín al horno quede empapado

Como sucede con cualquier verdura asada, si se amontonan demasiado, el aire no circulará correctamente y las verduras se cocinarán al vapor en lugar de asarse. Además, a diferencia de otras verduras, el calabacín tiene un alto contenido de agua.

Hornear los calabacines en una rejilla colocada sobre la bandeja de hornear, como sugiere esta receta, es muy útil para ayudar a que el aire circule al estar elevada la rejilla y así evitar los calabacines empapados.

Si tiene más rodajas de calabacín de las que caben en la bandeja, divida las verduras entre dos rejillas, colocando una en el tercio superior y la otra en el tercio inferior del horno y cambie la posición de las rejillas a mitad del tiempo de horneado.

Otras opciones de corte

También puedes usar esta receta para hacer chips de calabacín al horno. Para ello corta el calabacín en rodajas finas y hornea a 180ºC durante 15 minutos.

Si vas a hacer los chips de calabacín al horno, asegúrate de dar a las rodajas mucho espacio en la bandeja y observa cuidadosamente para asegurarte de que no se cocinen demasiado. También recomiendo usar el truco de la rejilla sobre la bandeja de hornear.

Especias para el calabacín asado

En esta receta utilizo una combinación de condimento italiano, parmesano y limón. Siempre les gusta a todos y va con casi todo.

Para más opciones, también puedes:

  • Añadir una pizca de hojuelas de pimiento rojo para darle un toque picante.
  • Añadir un diente de ajo picado.
  • Cambiar el condimento italiano por chile en polvo y el jugo de limón por lima. (Omitir el parmesano.)
  • Cubrir el calabacín asado con hierbas frescas. El eneldo y la albahaca son dos de mis favoritos.
  • Cambie el parmesano por feta desmoronado. Espolvorea el feta después de que el calabacín se haya horneado.

Cómo guardar los calabacines asados

En general, no recomiendo congelar el calabacín debido a su alto contenido de agua. El calabacín congelado se vuelve blando cuando se descongela. Sin embargo, el calabacín asado es fácil de guardar en el refrigerador.

Después de que el calabacín al horno se haya enfriado completamente, transfiéralo a un recipiente hermético y refrigérelo. Los calabacines al horno pueden durar en el refrigerador hasta 4 días.

Para recalentar el calabacín al horno: Colóquelos en una sola capa en una bandeja de hornear ligeramente engrasada. Recalentar a 200ºC, sólo hasta que el calabacín esté caliente. No lo cocine demasiado o se empapará.

Qué servir con el calabacín al horno

Lo mejor del calabacín al horno es que tiene un sabor suave, lo que significa que combina bien con casi cualquier plato principal. Algunos con los que me gusta especialmente incluyen:

  • Hamburguesas. Cualquier tipo de hamburguesa, puede ser de carne de res, de hongos Portobello o de pollo.
  • Platos de camarones con ajo y mantequilla. Camarones al horno, camarones con mantequilla de ajo y camarones al ajillo.
  • Camarones a la parrilla. Pruebe este fácil condimento para camarones a la parrilla y estas brochetas de camarones.
  • Albóndigas. Las albóndigas de pavo o de pollo al horno son muy ricas con calabacín, al igual que los platos con salsa cremosa como el Strogonoff.
  • Sándwiches. Este sándwich de ensalada de garbanzos, de pollo o de ensalada griega.

¿Para cuantas personas es esta receta?

Las cantidades de ingredientes están calculadas para 6 personas.

¿Cuántas calorías tienen esta receta?

Tiene 157 calorías.

Leave a Comment